domingo, 29 de noviembre de 2020

Robert Pattinson habla con SEMANA (Colombia)

 

Exclusiva ‘Tenet’: “¿Un doble no puede hacer esto? ¡Me aterra!”. Robert Pattinson habla con SEMANA

Desde ‘Crepúsculo’, Pattinson se ha permitido trabajar con directores como Robert Eggers, Claire Denis y Christopher Nolan. Antes de asumir a pleno su Batman, el actor británico habló con SEMANA sobre los peligros de ‘Tenet’, Nolan y su cine.




Entre escenas de 'Tenet', Pattison se escapó al casting del papel de 'Batman'. Nolan lo sabía, pero no le dio mayor consejo. Pattison también consideraba de mal gusto preguntarle.

Pattinson es ídolo de muchas aún por porque no se anda con rodeos y lo toma todo con gracia. Acepta que Dunkirk fue una terrible película para ver en un avión, también que “a duras penas sabe leer” y que el guion de Tenet tiene tantas maneras de verse que acasi lo enloquece.

Pattinson es ídolo de muchas jóvenes aún por Crepúsculo, pero ha entrado en muchos otros radares por las decisiones artísticas que ha tomado. No planea aburrirse en repetir lo ya hecho, dice, algo que puede ser un reto grande considerando que pronto estrenará su primera película interpretando a Batman (una experiencia que tiende a repetirse).

Pase lo que pase, en actuaciones como las que entrega en The Lighthouse de Robert Eggers y High Life de Claire Denis prueba su rango. En Waiting for the Barbarians trabajó con el colombiano Ciro Guerra, director cuya carrera quedó congelada desde las denuncias en su contra. Al manos a juzgar por esa cinta, que abrió el FICCI este 2020 nefasto para el cine y aún no se puede ver en el país.

Tenet, por el contrario, se podrá ver en cines de Colombia desde el jueves 3 de diciembre. En esta cinta trabajó con un fuera de serie como Christopher Nolan, un director que combina la autoría con grandes taquillas y, claro, que también tuvo su momento grande con Batman. Eso le dijo Pattinson a SEMANA sobre Nolan, Tenet, Batman, y su momento en el cine, casi en pijama, desde su sala en Londres.

Cómo es el trabajo con Christopher Nolan, tiene una reputación por ser experto técnicamente, pero, ¿cómo es con los actores?

ROBERT PATTINSON: Primero, cuando leí el guion por primera vez me pareció algo enorme y vi una forma muy impresionante e ingeniosa de escribir… Luego, en el set hay tantas partes que coexisten y se mueven juntas, y mientras eso pasa él mantiene la calma todo el tiempo. Y si bien esa parece ser su fortaleza, esas grandes escenas, en realidad pasamos más tiempo en las escenas interpersonales entre un par o pocas personas. Sin dudas, hicimos más tomas de estas también, parecían emocionarlo más a Christopher. Eso me sorprendió pero fue excelente.

Además, es muy complicado hacer de la presentación y exposición algo accesible, encontrar un balance entre entregarle a la audiencia un diálogo natural y, a la vez, mucha información que posiblemente exige un doctorado para entender. Bueno, lo digo yo, quien a duras penas sé sumar.

Pero destaco que, en ese tiempo que pasamos en esas escenas, tratando de perfeccionarlas, y él era muy bueno en encontrar y explotar momentos y detalles que podrían hacerlas ser más entretenidas o, digamos, evitar que fueran frías, Chris es excelente cuando se trata de encontrar estos momentos.

Robert, ¿recuerda la primera película de Nolan que vio? ¿Fue en cine?

R.P.: La primera película de Nolan que vi, ummmm… creo que tiene que ser Memento, en video. Pero quizás me vi Batman Begins en cine antes que eso. Me acuerdo bien de verla en Nueva York y luego vi, sí, me vi todas sus películas en cine. Recuerdo especialmente Inception porque tuve el peor día de mi vida después. La única que no me vi en cine, y luego vi en cine, fue Dunkirk. Me la vi en un avión, y es sin dudas la peor película para ver en un avión. La vi al principio de mi vuelo de vuelta a Londres y sentí casi un ataque cardiaco por las siguientes cinco horas de vuelo, y me preguntaba ¿por qué me torturé de esta manera? Es una película que jamás debería ser vista en un avión, por ningún motivo, y creo que Chris probablemente estaría de acuerdo.

Ese gran momento de exposición que explica los mundos de Nolan, parece haberle caído a usted y a su personaje Neil, ¿sintió esa presión?

R.P.: La primera vez que leí el guion, lo leí a la carrera. Porque hay una forma de leerlo y probablemente de ver la película... como lo dice uno de los tráiler: “Se puede sentirlo y no tienes que realmente entenderlo”. Después de esa primera vez recuerdo que Cris y Emma me preguntaron: “¿Lo leíste bien?”, porque los demás se demoraron como dos horas, y yo pensé “Mierda ¿de verdad?”.

Después me di cuenta de que es muy denso... Y hay tantos elementos que literalmente hasta la última semana de filmación le preguntaba a John David Washington (el protagonista) cosas fundamentales sobre mi personaje. Y John David me decía “Espera… ¿no sabes?” Pero luego, discutiendo con él en serio, acordamos que se puede ver de muchas formas diferentes. Puedes estar en un tren de pensamiento y, de repente, el sistema a través del cual pensabas que la historia se entendía, simplemente desaparece.

En esta película siempre estás intentando captar lo mismo que los personajes. Uno, como actor, vive los mismos problemas que su personaje, y luego, como parte de la audiencia, vive la misma experiencia que los personajes, lo cual es realmente impresionante en este caso. También por ejemplo, hay momentos donde de repente te das cuenta de los conceptos simples con los que Chris juega dentro de la película, es realmente mágico como unifica tantos pedazos diferentes al tiempo, es como un tipo de mecanismo de relojería increíble. Y a primera vista no tienes idea de lo que es.

‘Tenet’: “En un set de Nolan vas a la guerra para crear magia en el cine”, Elizabeth Debicki

Kenneth Branagh, el villano sin alma de ‘Tenet’, compartió su absurda inteligencia con SEMANA

En ‘High Life’, Claire Denis lo pone a cargo de un bebé, y comentó que fue una escena de angustia. ¿Vivió momentos de angustia en este proyecto?

R.P.: Chris tiene una forma interesante de trabajar. Hay muchas partes que trabajan juntas dentro de una escena, y con otro director en esa misma circunstancia habría demasiada presión de tener que hacerlo bien la primera vez, y no seria divertido.

Al tiempo, hay tantas escenas peligrosas que hicimos muchas nosotros mismos… John David y yo. Por ejemplo, en una escena arrendaron una autopista entera, como ocho kilómetros de autopista en Estonia, con cientos de carros, y John David se estaba montando al carro cuando Chris nos dijo “Bueno, sigan al carro con la cámara, tómenlo con calma, es la primera toma” y básicamente empezó esta secuencia de acrobacias. Y John David me mira y me dice ‘¿Eres algún tipo de experto manejando o algo? ¿Has practicado esto?’ Y yo le respondí “No lo he practicado! Me estoy cagando!”. Y manejamos y nos movíamos entre los carros con dos cámaras de alta resolución equipadas en el capó del carro a 130 kilómetros por hora, y yo pensaba ahí “No se si esto es es normal”. Y fue divertido, pero no podía creer cuántas veces hicimos escenas peligrosas, que normalmente sería impensable que un actor lo hiciera. Y llegó un punto en donde da miedo. Pensaba, ““¿Un doble no puede hacer esto? ¡Me aterra!” (ríe).

Viene en una buena racha, con cintas como ‘High Life’, ‘The Lighthouse’, ‘Tenet’, y con Batman pronto, ¿Está donde quiere estar?

R.P.: Soy muy afortunado y estoy feliz. Es extraño, porque mis defectos me han ayudado un poco. Es decir, me aburre repetirme, y de alguna manera soy muy inseguro, porque siento que es peligroso asumir roles heroicos en términos de mi trayectoria profesional. Y en algún momento lo más probable es que resulte contraproducente de alguna manera no querer consistencia en términos de los roles que quiero interpretar.

Y no es que no quisiera hacer películas mainstream, pero de alguna manera, después de un rato de hacer cosas más independientes (‘arthouse’), eso parecía, y también pudo ser contraproducente. Al final del día, igual creo que soy muy afortunado en poder trabajar con los directores con los que me interesa trabajar, dedicándome a hacer proyectos muy específicos. Y cuando alguien como Chris lo ve, y ve que lo que estás haciendo, y que es consistente con su ethos, aquí estamos.

Batman ocurrió durante la grabación de ‘Tenet’, ¿habló del tema con Chris en algún momento? Dirigió la trilogía del Caballero de la noche...

R.P.: En realidad, no lo hablamos. Fue extraño, porque Chris es muy reservado sobre todo lo que tiene que ver con sus películas, y yo tenía que ser muy sigiloso con el tema de Batman, entonces le mentí a Chris sobre tener que ir a hacer el screen-test. Creo que dije que tuve una emergencia familiar o algo, y apenas dije “emergencia familiar” Cris dijo ”¿Estas haciendo la audición para Batman?” y yo quedé como, “¡Pensé que era secreto!”.

No lo hablamos mucho, aunque el último día de grabación él estaba hablando de como construyó el traje y fue una conversación fascinante... Al tiempo me pareció de mal gusto hablar de la próxima película que vas a hacer mientras estás grabando una.

En ‘Lost City of Z’ y ‘The Lighthouse’ se le vio exhausto, peleando, corriendo, incluso cubierto en sangre y barro … ¿En dónde pondría a ‘Tenet’ en términos de películas donde está exhausto y cubierto en algún tipo de sustancia?

R.P.: Definitivamente estaba exhausto constantemente, hay muchas escenas que requieren correr, y usualmente estaba con John David, que es ex-jugador profesional de fútbol americano, así que fue algo muy injusto. Yo, que a lo sumo camino casualmente, al lado de John David, que puede correr todo el día, me hicieron terminar la película muy en forma. Al principio, todo ese correr y trabajar en locaciones duras me dejaban sin poder caminar al final del día. La película sí exigió mucho más ejercicio de lo que parecía cuando leí el guion.

Trabajó con Christopher Nolan y también con Ciro Guerra, ¿hay algo que una a estos dos directores? ¿Qué puede contarnos sobre su experiencia en ambos proyectos?

R.P.: Ambos tienen una cualidad única en cuanto a crear mundos muy reales y completos en sus películas. Ambos realmente tienen una capacidad e ingenio para crear mundos llenos y reales en sus películas. Tomando el ejemplo de El Abrazo De La Serpiente, se ve cómo, con un presupuesto relativamente bajo, Guerra creo un mundo donde el espectador puede sumergirse, perderse y creer. Medidas distancias, es el mismo sentimiento que se tiene al ver Inception. Cada elemento es tan específico y creíble, tan detallado, que ambos crean una situación que galvaniza tu mente de alguna manera y realmente crees en y necesitas saber lo que esta ocurriendo. Es una situación especial donde no te están simplemente entregando una historia, no eres tan solo un espectador sino un participante en la historia y estar intentando resolver el misterio que ambos cineastas están contando, al mismo tiempo que los personajes de la película. En parte eso es lo que me atrae a los directores con los que he trabajado y quiero trabajar, tienen similitudes en el talento extraordinario que tienen para crear mundos, no tan solo técnicamente expertos en el mundo del cine.


Semana Colombia

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...